¿CÓMO EVALUAMOS?

¿CÓMO EVALUAMOS?
Los instrumentos que se utilizarán para obtener la evaluación de los recursos son variados, nosotros resaltamos tres: 
• La propia interacción didáctica profesor-alumno. A través del diálogo, las preguntas y las conversaciones formales e informales, podemos obtener información acerca de la visión que nuestro grupo tiene sobre los medios didácticos, lo adecuado de su uso y cómo están facilitando su aprendizaje.
• La observación, tanto sistemática como casual, de las actitudes del alumnado, su nivel de atención cuando usamos unos recursos u otros, su implicación en el manejo de los diferentes medios, el aprendizaje y el rendimiento obtenido cuando usamos diferentes herramientas didácticas o las mismas pero usadas de manera distinta. Sin duda alguna, ésta será una de las fuentes de información más importantes para la evaluación de los medios y recursos didácticos.
Una adecuada habilidad para observar en el contexto natural de clase y la sensibilidad necesaria para sacar conclusiones de esa observación y para modificar en función de ellas nuestra labor, es una de las competencias principales de todo formador que desea mejorar de manera continua su quehacer docente.
• Otra fuente de información importante para la evaluación de los recursos utilizados serán las pruebas escritas e instrumentos de evaluación elaborados con tal fin para recursos concretos. Estas pruebas pueden facilitar la valoración por parte del alumnado y los formadores de los medios que se utilicen. Normalmente son escalas, cuestionarios, inventarios, aunque también se pueden plantear preguntas abiertas sobre los medios utilizados en entrevistas de seguimiento y cuestionarios que se realizan a lo largo del curso.
Es conveniente que la evaluación no la realice solamente el profesorado, sino que sea también el alumnado quien valore los medios que estamos utilizando, el uso que hacemos de ellos, su utilidad y el grado de satisfacción que los participantes tengan al respecto.
Cualquiera que sea la opción que tomemos a la hora de evaluar los medios implicados en un curso, para que esta evaluación sea de utilidad, siempre se requiere una disposición para rectificar, reformar y organizar los medios utilizados y su uso didáctico en función del mejor aprendizaje del alumno y no de nuestra comodidad y/o lucimiento. 

No hay comentarios:

Seguidores

Entradas